Cuento recreado

RECREAMOS EL PATITO FEO

 

Caso práctico: Cuento recreado

Hoy os traigo la recreación del famosísimo cuento del Patito Feo de Hans Cristian Andersen

Lo podéis encontrar en el siguiente enlace: página web (pincha directo)

Antes de dejaros el cuento en sí, os explicaré porque lo he llevado a cabo y para la edad a la que va dirigido. 

Lo explicaré cómo si fuese un caso práctico.

1.Situación en la que vas a narrarle a los niños y niñas el cuento recreado y por qué.

Actualmente, soy la tutora de un grupo de niños y niñas de 4 años (20 alumnos y alumnas,  9 niños y 11 niñas), en un colegio de Educación Infantil y Primaria.

Durante el día de hoy, voy a narrarles a los niños y niñas, el cuento que con su ayuda hemos recreado pero:

¿Por qué he elegido este cuento?

¿En qué me han ayudado los niños y niñas?

¿Cómo, cuándo y dónde voy a hacerlo?  

Pues a continuación, lo voy a explicar detalladamente.

¿Por qué hemos recreado este cuento? ¿En qué me han ayudado los niños y niñas?

Hemos querido recrear y realizar nuestra propia versión del patito feo (sin realizar cambios demasiado significativos), porque todos los cuentos que elegimos para leer, nos enseñan algo y considero que el patito feo también lo hace, por ello, decidimos recrearlo.

Mi grupo de alumnos y alumnas es muy diferente, tengo niños de distinta nacionalidad, rubios, morenos, pelirrojos, ojos azules, verdes…

Mi propósito con este cuento, es que los peques se den cuentan de que todos somos diferentes físicamente pero a la vez iguales y que somos personas y nos tenemos que respetar (valores sociales, función ética).

Así pues, una mañana conversando con mis alumnos y alumnas en la asamblea, les expliqué lo que íbamos a realizar y decidimos que lo que cambiaríamos del cuento original serían:

Los personajes y los lugares que salen en éste, por lo que, el hilo conductor de nuestro cuento será igual que el original pero ajustándonos a las características de nuestro nuevo personaje.

¿Qué personaje va a tener nuestro cuento recreado?

Para elegirlo, hicimos una lluvia de ideas. Entre todos y todas comenzamos a hablar y decidimos que el personaje de nuestro cuento también sería un animal.

Actualmente, en el aula estamos aprendiendo aspectos y características sobre los animales que nacen de los huevos y uno de ellos es la rana, la cual, le está llamando mucho la atención a los niños y niñas.

De este modo, teniendo en cuenta esto, decidimos que el personaje principal de nuestro cuento sería el renacuajo, ya que como sabemos, poco a poco se va convirtiendo en rana, algo similar a lo que le paso al patito hasta convertirse en cisne.

Ahora bien, como sabemos el patito nació con un color diferente que sus hermanos.

¿Qué diferencia va a tener nuestro personaje de sus hermanos?

Pues entre todos y fue algo más complicado, ya que los niños y niñas imaginaban muchas cosas y por ello, tardamos en ponernos de acuerdo.

Decidimos que íbamos a mezclar algunas de las ideas que habían propuesto es decir, nuestro renacuajo tendrá los ojos de dos colores y será algo más grande que sus hermanos.

De la misma manera, decidimos que íbamos a sustituir el gato y la gallina que son personajes del patito feo, por la serpiente, ya que es otro de los animales que estamos trabajando.

¿Qué lugares aparecerán en nuestro cuento?

Teniendo en cuenta las características de nuestro personaje, nuestro lugar principal será el río, también aparecerá un puente y finalmente una charca, ya que es un lugar dónde es característico encontrar ranas.

De este modo, una vez que ya tengo los datos y la información es el momento de escribir el cuento.

Para ello, he decido abreviar un poco la historia y suprimir algunas explicaciones y diálogos secundarios del cuento original ya que este es demasiado largo y esto, me servirá totalmente de guía para recrearlo.

Asimismo, como recurso material para apoyar mi narración realizaré el cuento en imágenes, las cuales, mostrarán la secuencia temporal del mismo.

De la misma manera, quiero destacar que el cuento que he elaborado, tiene la longitud adecuada, no es ni muy largo ni muy corto, es apropiado para la edad y características de mi alumnado.

Así pues, una vez que tenemos el cuento elaborado:

¿Cuándo voy a narrarlo?

El cuento se lo narraré a los niños y niñas durante la jornada escolar, concretamente en la hora del cuento y de la poesía.

Este momento forma parte de mi rutina diaria, el cual, se lleva a cabo justamente después del recreo.

¿Por qué he elegido este momento?

Pues, lo he elegido porque ya conozco a mis alumnos y alumnas y he podido comprobar, tras cambiar varias veces de lugar la hora dentro de la jornada, que éste, es el mejor momento para dedicarle a la literatura.

Tras el recreo, mis alumnos llegan un poco alterados y gracias a la lectura de cuentos, se relajan y se calman.

Además, llegan emocionados porque les encanta escuchar narraciones de cuentos en voz alta, imaginan, piensan y atienden muy bien y sobre todo, luego trabajan con muchas ganas.

Asimismo, durante esta hora no sólo leemos cuentos, también poesías, adivinanzas… según vayamos decidiendo.

¿Dónde? ¿Qué lugar voy a utilizar para la narración?

Pues el cuento, se lo voy a narrar en el aula, justamente en la zona de la asamblea.

Esta es una de nuestras zonas favoritas, ya que nos sentamos todos juntos en la alfombra, colocamos los cojines que tenemos en el rincón de la biblioteca y charlamos y disfrutamos, en un ambiente muy relajado y cómodo.

Para narrárselo y que me puedan observar, yo me sentaré en una silla algo especial, la cual llamamos la silla del narrador/a.

Esta silla es de un color diferente al resto y se coloca de frente a todos los oyentes, en nuestro caso, de frente a todos mis alumnos y alumnas.

De esta forma, mi alumnado asociará esta silla con el momento de lectura.

En nuestra aula y concretamente la zona de la asamblea, la tenemos decorada y ambientada a la lectura, ya que como he comentado es uno de nuestros lugares favoritos para leer en gran grupo.

En otras palabras, en las paredes se encuentran pegadas imágenes de autores de cuentos que hemos leído y trabajado, y también, dibujos que han hecho los peques relacionados con alguna de las lecturas.

 Día de la narración:

Este día, esperaré a que todos mis alumnos y alumnas lleguen del recreo y se laven las manos, ya que ésta es unas de nuestras rutinas.

Una vez que ya estemos todos, recogeremos los cojines del rincón de la biblioteca y los colocaremos en la asamblea, creando así nuestro ambiente de lectura.

Además, colocaré la silla del narrador en su sitio correspondiente junto con una pizarra móvil que tenemos, en la cual iré pegamos las imágenes de cada escena para que el alumnado vaya viéndolo.

Asimismo, para crear un clima más relajado aún, apagaré las luces y dejaré que entre la luz natural, también, pondré de fondo una música sin letra y en volumen bajo, para acompañar la lectura.

Del mismo modo, quiero destacar que el cuento me lo leeré las veces que necesite para interiorizar la historia y preparármela, memorizaré los diálogos y los momentos claves de la historia.

Igualmente, he decidido que lo encuadernaré para pasar las hojas fácilmente.

 EL CUENTO ESCRITO Y LA FORMA QUE SEGUIRÉ PARA NARRÁRSELO LO ENCONTRAREÍS EN LA SIGUIENTE PUBLICACIÓN (ENLACE DIRECTO)

5 2 votos
¿TE HA GUSTADO?

También te podría gustar...

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traductor
0
NO TE OLVIDES DE DEJAR UN COMENTARIOx